Xabier Zelaia

Decoración minimalista con gusto y diseño (Publicado en EL CORREO en 2002)
http://mujer.terra.es/muj/articulo/html/mu25260.htm

El interiorista Xabier Zelaia es un enamorado del estilo moderno. Para decorar nuestras casas nos recomienda ante todo ser prácticas, estudiar primero las necesidades que tengamos y a partir de ahí elegir los muebles y la iluminación.

Para Zelaia el acero y el cristal tiene que estar presente en nuestros hogares. Es una decoración sencilla pero efectiva a la hora de separar espacios y darles una sensación de profundidad, a la vez que crean reservados. 
A pesar de que en un principio pueda parecernos una decoración fría, el interiorista la defiende “El calor de una vivienda lo pone la calefacción, no los colores de la pared. Lo importante es el conjunto. Hay que buscar un sentido a la casa”.

Xabier Zelaia

El salón

El salón es la pieza más importante para la casa ideada por Zelaia, no solamente por ser zona de ocio, sino por ser también la de descanso. Como para él es la estancia en torno a la que gira la vida en nuestros hogares, nos propone detalles que son mezcla de relax y que al mismo tiempo cubren nuestras necesidades. Paredes de colores suaves, blancas sobre todo, que contrastan con piezas de mobiliario de brillantes colores, como una chaise longe tapizada en rojo pasión.

Los suelos

Para los suelos la madera es el material ideal – salvo en la cocina y el baño, donde pondremos losetas de cerámica-. Aporta elegancia y calidez a nuestros hogares y sobre ellos, en el salón y habitaciones, alfombras mullidas de colores que combinen el blanco con los colores que recuerdan a la tierra.

La habitación de invitados

Zelaia es radical en lo que respecta a la “habitación del por si acaso”, la habitación de invitados. “Sale más barato mandar a los invitados a un hotel que montar una habitación, que además quita espacio al resto de la vivienda. Hay que tener los huecos imprescindibles”. Como por ejemplo el comedor, lugar en que reunimos a la familia, a nuestras amistades ... para comer. Para este espacio, nos propone una iluminación íntima con lámparas de luz suave justo encima de la mesa, que se complementen con focos a su alrededor, que aporten una luz extra a la habitación. 
En este espacio el interiorista nos recomienda también poner muebles bajos para que podamos guardar los manteles, vajilla y copas que necesitemos para preparar una buena mesa. Los armarios altos para Zelaia no son recomendables porque crearían una sensación de “llenado del espacio” y darían una sensación a la habitación de ser más pequeña de lo que en realidad es.

La habitación principal

>El mismo modelo lo podemos aplicar para nuestra habitación principal. Escasez de mobiliario, aunque cuidadosamente escogido, tonos suaves en las paredes, lámparas de luz tenue y colores terrosos en los complementos. Zelaia explica que el objetivo de esta decoración es, precisamente, remarcar que nuestra habitación es un lugar de descanso.

La cocina

Todo lo contrario para nuestras cocinas. El interiorista las considera “como un taller”, así que los muebles y los electrodomésticos deben ser prácticos y funcionales. Para Zelaia el tono predominante debe ser el blanco de los armarios, combinado con el gris de las máquinas. El contraste lo podemos tener en las sillas de la mesa, en rojo por ejemplo, y en la lámpara, para la que nos recomienda originalidad.